Estás aquí:-, Noticias-Chuck Schuldiner, el abuelo del Death Metal

Chuck Schuldiner, el abuelo del Death Metal

Chuck Schuldiner fue uno de los compositores más innovadores y versátiles del death metal. No iba a imaginar Charles Michael Schuldiner, como se llamaba realmente, que los cientos de temas que compuso romperían los esquemas de este subgénero musical y sería aclamado por la industria, en donde lo consideraban como el “Maestro Guitarrista” o “El Filósofo del Death Metal”.

Sus primeros pasos en la música

Era un hombre solitario. Nació en Long Island, en Nueva York, y tuvo que enfrentar una infancia dura, pues cuando el futuro líder de la banda Death tenía nueve años, su hermano mayor perdió la vida en un accidente de tránsito.

A pesar de haber sido un evento que marcó su vida, esto dio inicio a sus primeros pasos en la música, ya que sus padres le regalaron su primera guitarra en este periodo para ayudarlo a asimilar y sobrellevar la tragedia que le había tocado vivir a la familia.

No fue sino seis años después cuando comenzó a interesarse por bandas como Iron Maiden, Judas Priest y Venom, luego de haber dedicado gran parte de su tiempo a la práctica.

En su adolescencia y con el perfeccionismo que lo caracterizaba, Chuck comenzó la búsqueda de músicos para conformar su propia banda de metal. Sin duda, una tarea bastante difícil para alguien cuyas exigencias eran máximas. Sin embargo, logró su objetivo: a finales de 1983 fundó Mantas, una banda conformada también por el baterista Kam Lee y el guitarrista Rick Rozz, aunque su formación duró solo cuatro meses, fue suficiente para posteriormente crear la banda Death.

Los inicios de la banda Death

Banda Death

Banda Death: Hamm, Schuldiner, Clendenin, Christy

Para el año 1984, Chuck Schuldiner inició con la composición de temas para la banda Death. Recurrió otra vez a Lee y a Rozz para que lo acompañaran en este nuevo proyecto musical, ya que tuvo problemas para conseguir a otros músicos.

Lanzaron sus primeros demos Death by Metal, Reign of Terror, Infernal Death, Back from the Dead y Mutilation entre los años 1984 y 1985; temas que permitieron que la banda Death firmara contrato con Combat Recods, la misma disquera a la que pertenecían bandas como Kiss, Megadeth y Possessed.

Chuck, el perfeccionista, dejó atrás a sus compañeros de banda a finales de 1985 para lograr lo que quería.

“Chuck se metió en todo esto de la música cuando tenía 9 años. Su hermano, Frank, quien murió en un accidente, era muy unido a él, y su muerte caló bastante hondo en Chuck, así que le compramos una guitarra y que tomara unas clases. Él amaba tocar pero rápidamente se aburrió de las lecciones y siguió el mismo por su lado. Sé que Kiss fue su banda favorita por años, sin duda una gran influencia para él, al igual que Jimi Hendrix y The Doors. Cuando cumplió 13 años lo llevé a su primer concierto de Kiss.”, detalló Jane Schuldiner, madre de Chuck, en una entrevista exclusiva para Rockaxis en el 2002.

La consolidación

La banda Death comienza a consolidarse como una de las mejores bandas de metal en 1987, cuando lanzan Scream Bloody Gore, un disco bastante cargado y cargado musicalmente y en el que Chuck grabó casi todos los instrumentos, con la ayuda de su amigo Chris Reifert en la batería. Es en este material donde comienzan a verse los primeros frutos del trabajo e inicia el futuro de Chuck en el death metal, con algunos toques de thrash cuidadosamente incluidos. Algo que no era muy común en ese momento.

Leprosy, lanzado en 1988, fue el álbum que contribuyó en el crecimiento de Schuldiner porque fue un trabajo más elaborado que Scream Bloody Gore.

El lado humano de Chuck Schuldiner

Chuck Schuldiner

Chuck Schuldiner

Chuck opta por un lado más humanista y deja a un lado las letras gore en su disco Spiritual Healing, lanzado en 1990. En algunas entrevistas admitió haber tocado temas gore por “inmadurez”, pero luego entendió que “los temas de la vida diaria son más brutales que escribir sobre demonios arrancándole el corazón a una persona”. Temas con los que hacía que las personas realmente se sintieran identificadas con su música y por eso decidió dar ese giro radical.

El sonido pesado de la banda Death, que ya se encontraba consolidado en la industria musical, fue disminuyendo poco a poco. Chuck Schuldiner lanzó su disco innovador Human, en 1991.

“Es difícil encontrar gente profesional y que sea fiel al sonido. No puedo lidiar con gente que nos va a impedir mejorar (…) Claro que me gusta cuando una banda mantiene su formación, pero mientras mantengan el mismo sonido, eso es lo que me interesa, que se haga buena música. Sin importar lo demás, Death siempre ha sido fiel a su sonido y eso es lo que importa”, dijo Chuck en una entrevista a Metal Mania antes de lanzar el disco en 1991.

Fue justo en este periodo cuando Chuck Schuldiner tuvo que enfrentar las duras críticas que recibía de todos lados, por los constantes cambios de músicos que conformaban la banda, ya que desde ese año trabajaba solo con músicos de sesión.

En la misma entrevista para Metal Mania, Chuck expresó que muchas veces “la gente olvida que los músicos somos humanos”. Asimismo, comentó que “todos podemos cometer errores y desafortunadamente cuando nos pasa el público nos mira con desprecio”. Reconoció que cometió errores y que tuvo que hacer cosas “que no tienen sentido para la gente”; “pero en vez de asumir que soy imbécil para hacerlas, deberían pensar en que tengo mis razones”, agregó.

Chuck Schuldiner

Chuck Schuldiner

Posterior a este, la banda Death lanzó Individual Thought Patterns (1993), Symbolic (1995) y The Sound of Perseverance (1998), otros álbumes en donde mostró su evolución en los temas con sentido humano en canciones como Lack Of Comprehension, The Philosopher, Crystal Mountain, Spirit Crusher y To Forgive Is To Suffer.

Tanto fue el cambio adoptado por Chuck en la banda Death, que llegó a las raíces del jazz y el rock progresivo. En la última década de la banda, contó con las colaboraciones de músicos reconocidos como Steve DiGiorgio, Gene Hoglan, Paul MasVidal , Andy LaRocque, Ralph Santolla y otros más.

El líder de la banda Death aclaró siempre que “Death” no era más que un nombre “oscuro y macabro” y que tampoco estaba cercano al satanismo. Aunque su música tocaba temas violentos, su forma de ser no era así. En muchas oportunidades se consideró como un amante de la vida, de los animales y de la cerveza.

Además, Chuck era amante también de la cocina, cuando no estaba de gira o en otras ocupaciones relacionadas a su trabajo, se dedicaba a preparar diferentes platos para compartir con su familia.

“Soy una persona con una visión muy positiva, hacia la vida, hacia la amistad, hacia el amor, hacia todas aquellas cosas que nos hacen seres humanos”, expresó para una entrevista realizada en el canal MTV.

Chuck no solo formó la banda Death, también tuyo un proyecto llamado Control Denied, con el que lanzó el disco The Fragile Art of Existence; también participó en VoodooCult, con Dave Lombardo (Slayer) y Mille Petrozza (Kreator).

Control Denied

Control Denied

 El diagnóstico que le cambió la vida

No había duda de que Chuck Schuldiner era un músico perfeccionista y con mucho futuro en la industria, pero fue en mayo de 1999, justo en el día de su cumpleaños número 32 cuando todo comenzó a cambiar.

Schuldiner, luego de sufrir dolores en la parte posterior de su cabeza, decidió realizarse unos exámenes en los que se le diagnosticó cáncer cerebral, cuyo tratamiento debería iniciarlo inmediatamente.

Desde ese entonces comenzó el camino difícil para Chuck, quien enfrentó la enfermedad y no se rindió. Se sometió a una operación para que se le fuese extirpado los restos del tumor luego de casi un año de quimioterapias, que dejaron a la familia del músico en bancarrota por el alto costo de los tratamientos, que rondaban los 70 mil dólares.

Los médicos aseguraron que la operación fue exitosa, pero el cáncer reapareció en mayo de 2001.

“Quiero vivir para siempre”

El tratamiento al que debía recurrir era muy costoso, y al no tener un seguro que cubriera los gastos, no pudo costear la nueva cirugía que se requería para su caso. Por ello, su familia junto al sello discográfico Nuclear Blast publicaron dos DVDs para recaudar fondos: Live in L.A. (Death & Raw) y Live in Eindhoven ’98.

Chuck Schuldiner también contó con el apoyo de la comunidad metalera, que se unió para tenderle una mano. Sus viejos amigos y compañeros de música ofrecieron conciertos y eventos benéficos para recaudar donaciones y así captar el dinero que se requería, pero el objetivo no se logró.

Con debilidad por la droga que se le suministraba para controlar el dolor mientras se recaudaba el dinero, Schuldiner contrajo una neumonía que le quitó la vida el 13 de diciembre de 2001, cuando apenas tenía 34 años. Chuck habría perdido la batalla contra el cáncer.

“Hoy Chuck es recordado no sólo por su virtuosismo y gran legado en el descubrimiento de nuevas formas de tocar la guitarra, sino que además es recordado como una de las influencias más reconocidas gracias a su gran trabajo en Death”, dijo el portal de rock Rockaxis en 2011.

Chuck Schuldiner

Chuck Schuldiner

Hace quince años el mundo del metal y de la música en general recibió la noticia del fallecimiento de Chuck Schuldiner, el joven exigente que quería transmitirle un mensaje humanista a sus seguidores, más allá de tener temas que abordaban la excentricidad.

Desde entonces, sus compañeros han tratado de mantener vivo el legado de Chuck, uno de los verdaderos fundadores del metal, quien dijo en algún momento que “si era posible” quería vivir para siempre.

Por | 2016-12-22T13:20:36+00:00 diciembre 22nd, 2016|Categorías: Artículos, Noticias|Etiquetas: , , |0 Comentarios

Deja un Comentario